martes, 7 de julio de 2009

BONITA NOVEDAD


Bonita historia la que se nos propone en este álbum. Un geólogo llamado Milander Dean, atormentado por sus recuerdos, llega a la isla ballenera de Yulkukany para realizar un trabajo rutinario. En la isla encontrará a una niña que le hará replantearse su vida.
Obviamente con esta breve introducción no podemos hacernos una idea de lo que nos vamos a encontrar. Lo que propone el autor es un tema que se ha tratado en muchas ocasiones, dos sentimientos contrarios enfrentados cara a cara. El geólogo representa la experiencia, el que lo ha vivido todo y porque no decirlo, está amargado. La niña es todo lo contrario: inocente, positiva, deseosa de experimentar y tan repleta de inquietudes y vitalidad que termina por saturar a su nuevo amigo.
Los dos protagonistas comienzan a pasar tiempo juntos y cada uno aporta su particular visión del mundo que les rodea. Una serie de acontecimientos inesperados, incluidos elementos mágicos, consiguen que Milander empiece a girar el timón de su vida hacia un sentimiento que tiene completamente olvidado: la felicidad.
Los dibujos de la obra son muy buenos, influidos por el mundo de la animación donde Fernández ya ha trabajado. Destacaría varios elementos, el movimiento que aporta a los personajes, la utilización del color (si no me equivoco ha sido tratada por ordenador) y sobre todas ellas, los gestos de los personajes, las muecas son geniales.
Publicado en la colección Delicatessen de Glenat, tanto la presentación como la calidad de impresión o del papel muy alta.
Me ha gustado mucho, se disfruta tanto el elemento gráfico como el argumento. Muy recomendable.

En la web de la editorial podéis leer una entrevista con el autor:
http://www.edicionesglenat.es/asp/reportaje.asp?pid=532